12 mar. 2010

LA TEMPESTAD NO CESA



Hoy me he levantado Patrick Bateman ilusionado. No tengo ni puta idea de si ello se debe a que sea viernes, sí, viernes. Según el buen diccionario de todo consumista de la noche: "día primero y puede que último de andanzas ebrias y difusos recuerdos".
Pues bien, he dormido poco, me duele un oído (me temo que el frío gélido de estos últimos días tiene la culpa) y por último... acabo de volver a caer en el error de juntar un café con un cigarrillo.
- ¿Y porqué está entonces ilusionado?.- Os preguntaréis.
Pues bien, mi estado físico me importa lo que a una ardilla un trozo de panceta -espero que no te guste la panceta ardilla de los cojones-. La cuestión es que mi psique hoy se siente anarquista, pasota, punky perroflauta.
Hoy sólo habrá proyección de vaso ancho. La idea es juntarse con unos amigos, adelantar nuestra cirrosis y adentrarnos en tuburios que serán seguramente, una plantación de falos. Afortunado aquel que divise en el horizonte unos tacones que marquen la diferencia entre "una noche más" y una noche de las que a mi me gusta denominar: Pitufeantes.

Me despido, no hay más que hablar.

ALEA JACTA EST.

2 comentarios:

  1. Creo que soy fan de tu blog, he llegado paseando y apenas tengo tiempo de seguir leyendo... pero prometo volver! y confirmartelo .

    ResponderEliminar
  2. cuidado con las promesas... con el tiempo pierden el valor con el que son enunciadas.
    Aun así, se agradecen tu interés y tiempo dedicados a este antro de desquicie. Un saludo!!

    ResponderEliminar